Trucos para mejorar como directivo

Ser un directivo ejemplar requiere de unas cualidades para las que no todo el mundo está preparado. No obstante, contando con algo de aprendizaje se puede llegar a adquirir las suficientes competencias, hábitos y conocimientos para desempeñar un cargo directivo de manera más eficaz.

Y es que un directivo debe conocer a la perfección el mercado, la competencia, el sector en el que desempeña la actividad laboral, las estrategias y las técnicas que deben llevarse a cabo así como el papel de la plantilla en el éxito de la organización. Si el directivo dirige un departamento completo, debe reunir una serie de capacidades analíticas y organizativas que sirvan de ayuda para potenciar el desarrollo de los empleados que lideras.

Por lo que si hace poco has aceptado un cargo de directivo u ocupas este cargo desde hace tiempo pero quieres mejorar como jefe en este artículo te vamos a ensañar algunos trucos clave que te serán de gran ayuda en tu día a día en la oficina.

  • Realiza un curso para mejorar tu desarrollo directivo

Pero lo primero de todo hay que tener claras una serie de cuestiones. Porque llevar a cabo funciones de líder y director empresarial requiere de amplios conocimientos y habilidades. Y no todo trabajador está preparado para  desempeñar eficazmente estas acciones.

Por lo que es de gran relevancia que un director o aspirante pueda disponer de formación extra de calidad, orientada a potenciar las habilidades de liderazgo y de toma de decisiones. En este caso, lo mejor es realizar un curso de desarrollo directivo. “En los cursos de desarrollo directivo se adquieren técnicas y habilidades directivas basadas en la metodología del Leadership Management International (LMI). Y se  identifican las soluciones necesarias para una mejora tanto en eficiencia como en rentabilidad para la propia empresa”, explican desde Action Project, consultoría estratégica en Sevilla que ofrece asesoramiento directivo.

  • Crea tu propio equipo de trabajo

Ser un directivo sin estar rodeado de un equipo de profesionales no es viable. De hecho, todo buen director empresarial cuenta con personas de su confianza alrededor, lo que le va a permitir realizar las tareas con más iniciativa y hacer que todo se desarrolle con mayor coordinación en la empresa.

  • Delega y organiza el trabajo

Un buen director no intenta hacer todo por sí mismo, ya que tiene que ser consciente de que debe delegar y organizar el trabajo con toda la plantilla de trabajadores. Esto implica que debes estar rodeado de personas de confianza en la que puedas depositar el desarrollo de las tareas y saber que las van a realizar de forma rápida para que tú puedas enfocarte en otras funciones de carácter más estratégico.

El hecho de delegar algunas funciones permite que el equipo trabaje de una manera más organizada y rápida. Además es importante para poder formar futuros empleados que puedan adoptar puestos de mayor responsabilidad.

  • Mejora tu formación en el sector

Incrementar y mejorar la formación es algo importante y que debe estar en continuo reciclaje para ser un directivo de éxito. Tanto para llegar a serlo como si ya estás en el cargo pero quieres llevar una alguna función directiva. Por lo tanto, potenciar tus conocimientos en el sector de tu empresa te ayudará a estar al tanto de las últimas novedades e incluso a mejorar los servicios o productos de tu compañía.

  • Se un referente para tus empleados y motívalos

Otra de las funciones importantes a desempeñar por un superior o jefe es la de motivar a su plantilla a diario. El directivo no se limita a cumplir con sus funciones,  ya que tiene mucha gente a su cargo que depende de una organización y una iniciativa para poder llevar a cabo su puesto.

  • Crea una serie de objetivos

El enfoque que tenga el directivo debe estar orientado a conseguir resultados. La única forma de mejorar las acciones  que lleva la empresa es midiendo los datos y estadísticas. Hoy en día los directores de las empresas usan herramientas muy avanzadas que facilitan la toma de decisiones, como un software          de inteligencia de negocio.

  • Se proactivo y prioriza

Un buen director debe ser proactivo y saber priorizar tomando la iniciativa, detectar las áreas en las que se puede innovar y optimizar los procesos que no están funcionando. De hecho, una de las funciones más importantes es la que saber priorizar aquellas tareas que mejores resultados van a estar generando a la empresa y que son más importantes.

  • Se independiente en algunas decisiones

Por último, hay que tener muy en cuenta que toda persona que asume el rol de directivo empresarial debe aprender a tomar decisiones por sí solo. Por ejemplo, las decisiones financieras deben tomarse de manera independiente, teniendo en cuenta las prioridades de la empresa y escuchando de forma activa a los miembros de la plantilla.

Estos son algunos trucos que te pueden ayudar a mejorar como directivo. Pero quizá el valor más importante que debes demostrar cada día es la confianza, seguridad y cercanía, ya que sin estos aspectos puede serte más complicada tu labor.