Sistemas de control de la jornada laboral: una necesidad que ha sido inmediata para las empresas españolas

El mundo laboral en España está cambiando a pasos agigantados en los últimos tiempos. Seguro que muchas de las personas que os disponéis a leer estas líneas son testigos en primera persona de todos los cambios que se vienen produciendo últimamente y que nos afectan de manera directa en lo que respecta a nuestra jornada laboral. Tanto en 2019 como ahora, en 2020, hemos asistido, por ejemplo, a una subida del salario mínimo interprofesional. También durante el 2019 se ha producido otro gran cambio: la obligación que tienen los trabajadores de marcar las horas en las que entran y en las que salen.

Una noticia que fue publicada en la página web de El Comercio informaba de algunos de los detalles que tenían que ver con la norma que regula el fichaje en el trabajo. La noticia apuntaba que varios de los objetivos de la norma son controlar el absentismo laboral, conocer de primera mano si existe una extralimitación horaria y garantizar que los descansos del trabajador sean, como mínimo, de 12 horas, cuestiones que estamos convencidos de que no se cumplían a rajatabla en el interior de nuestras fronteras.

Otra noticia, en este caso publicada en el diario El País, indicaba que son todas las empresas las que están obligadas a cumplir con este tipo de cuestiones y que, además, todas las entidades tienen la obligación explícita de mantener los datos durante cuatro años desde su adquisición. Hay que tener cuidado y cumplir este tipo de reglamentos porque ya conocemos algunos casos de empresas que han sido denunciadas a causa o bien de no haber instalado un sistema de control de fichaje en sus instalaciones o bien de no haber conservado los datos durante el periodo que se establece en la Ley. Y cuidado, que las multas no es que sean pequeñas precisamente.

Son muchas las empresas que, durante el año pasado, se vieron obligadas a implantar el sistema de control de fichaje de una manera realmente rápida para evitar cualquier tipo de problema con las inspecciones de trabajo. Así nos lo cuentan los profesionales de Registre Jornada Laboral, una entidad dedicada precisamente a la instalación de diferentes sistemas para el control del fichaje. Según ellos, la posibilidad de sufrir una denuncia o multa era algo que aterraba a los dirigentes de las empresas, que les pidieron de manera encarecida que la instalación se produjera de manera efectiva y, ante todo, rápida.

Poco a poco, nos vamos acostumbrando

La verdad es que, después de casi un año con esta norma en vigor, parece que nos vamos acostumbrando en España a que este tipo de cuestiones sean habituales en todos los centros de trabajo. Era algo que demandaba la sociedad y con lo que parece que ya sabemos convivir tanto los emprendedores como los trabajadores. Desde luego, el cambio no ha supuesto grandes desajustes ni en lo que tiene que ver con presupuestos ni en lo que está relacionado con la agilidad de la gente en el trabajo.

La implantación de estos sistemas ha dejado tranquilos a muchos emprendedores que tenían bastante miedo con el hecho de que, justo antes de la instalación de estos sistemas, les pudiera caer una visita del Ministerio de Trabajo. Aunque bien es cierto que se les daba un margen de confianza a las empresas para que pudiesen gestionar la instalación de los sistemas de marcaje, la verdad era que muy poca gente se fiaba de que un recurso pudiera funcionar si nos llegaba una denuncia en el periodo del que estamos hablando. Desde luego, casos de denuncias en ese mismo periodo los ha habido.

Todavía hay un volumen de empresas que no se ha adaptado a la norma

Tenemos constancia de que, casi un año después de la entrada en vigor de esta norma, todavía son bastantes las empresas que no han implantado un sistema de fichaje. Y este es un problema de calado. Las inspecciones, ya os lo decimos nosotros, son una constante en los momentos en los que nos encontramos y hay que tener en cuenta que, tarde o temprano, nos va a tocar a nosotros. Si no disponemos de un sistema como del que estamos hablando, podemos empezar a preparar la multa.

Por otra parte, desconocemos hasta cuándo se va a mantener el sistema de fichaje en el que se usa papel y boli. La verdad es que es, con diferencia, el menos fiable de todos. Y el Gobierno sospecha que muchas de las horas que se apuntan no son las reales en lo que respecta a la entrada o la salida de los trabajadores. Por eso, creemos que estamos en lo cierto si decimos que este modelo de marcaje va a desaparecer más pronto que tarde. Así que, si dispones de una empresa que realiza el marcaje de esta manera, empieza a cambiar el chip. Un sistema de marcaje electrónico es el presente y el futuro.