Reformas: ¿las haces tú o te las hacen?

building-1080595_640

Me hace mucha gracia cuando necesitas o quieres reformar algo en casa y hablas del presupuesto de más y siempre hay algún listo que te dice que compres los materiales y lo hagas tú poco a poco. Vamos a ver, para empezar… ¿acaso soy un profesional? Porque yo quiero algo bien hecho y no una chapuza, y además ¿de dónde saco el tiempo? Y el caso es que todo esto viene porque dije en una cena que iba a pintar mi casa del campo para adecentarla y arreglar el tejado y que Mi Pintor y Cubiertas Estévez me hicieron buenos presupuestos que iba a coger.

Ambas empresas me las recomendó un conocido que ha reformado su casa hace unos meses. Es un vecino de la partida donde tengo la casita de campo y quedó muy contento con el trabajo que le hicieron así que yo los llamé para pedir presupuesto y como se adecuaba a mi idea y tenía buenas referencias pues decidí contar con el servicio de ambas empresas.

¿Os imagináis realmente que yo hiciera esos trabajos? Sería una chapuza. Para empezar, no tengo ni idea de nada y esos que ven tan fáciles estas cosas deberían pensárselo dos veces antes de meterse en camisas de once varas porque arreglar un tejado no es tan sencillo, debes saber qué materiales poner y cómo y pintar paredes, que a lo mejor es menos laborioso, puede ser todo un caso si pretendes poner más de un color en la habitación porque eso de recortar y hacer líneas rectas no es lo mío así que podría salir una cosa rara de todo esto.

Y ya que en este blog hablamos de ahorro de tiempo… ¿os imagináis las horas que tendría que invertir para hacer todo ese trabajo? Qué queréis que os diga, a mí no me merece la pena y cuando oigo a los listos que te dicen eso de “hazlo tú mismo” me entran ganas de decirles “házmelo tú, so listo”, pero claro, por prudencia me callo y no lo hago.

Y no creáis que no me he informado al respecto ¿eh? Que yo investigo todo me debo de haber leído mil artículos y de consejos en Internet para reformar y pintar pero es que no lo veo, en serio, no lo veo. Leí hasta el paso a paso de la reforma de una casa para saber cómo se hizo y cuánto costó y poder decidir tras ser conscientes de todos los pros y los contras pero es que… no lo veo.

Yo a todos os recomiendo que, a no ser que sea vuestra propia profesión o la de un familiar muy cercano que se ofrezca a ayudaros, recurráis siempre a profesionales y no voy a cambiar de opinión por muy fácil que me lo pinten o por mucho dinero que me digan que puedo ahorrarme.

Deja un comentario