¿Qué debemos de saber a la hora de comprar la licencia de una franquicia?

Ahora que comienza a repuntar de nuevo la economía, somos muchos los que buscamos una forma de poder volver a meternos en el mercado laboral. Esta no es una tarea fácil ya que, como nosotros, hay mucha más gente demandando un puesto de trabajo en las oficinas de empleo. Es por ello por lo que cada vez somos más los que optamos por alejarnos del servicio público de empleo e intentamos emprender siendo nosotros mismos nuestros propios jefes. En este campo podemos encontrar, sobre todo a autónomos que comienzan de cero en su profesión y buscan progresar entre las miles de trabas impositivas que les ponen los gobiernos, sin embargo, si tenemos algo de dinero, quizá sea buen momento para que llevemos a cabo una inversión y, aunque trabajemos por nuestra cuenta y seamos nosotros nuestros propios superiores, busquemos algo más grande. Es en este punto en el que entran en juego las franquicias, uno de los modelos de negocio más extendidos por el mundo y que, sin duda, si los sabemos llevar, tendremos prácticamente garantizado el éxito, empresarialmente hablando.

Una franquicia es, según la Real Academia Española, una concesión de derechos de explotación de un producto, actividad o nombre comercial, otorgada por una empresa a una o varias personas en una zona determinada, o lo que es lo mismo, se trata de un acuerdo, ya sea privado o público, entre un franquiciador y un franquiciado, en el que el primero, por los poderes que le otorga su compañía, cede al segundo la explotación de los derechos de uso, ya sea de un nombre o una marca concreta, así como también de los diferentes sistemas de producción y de explotación de mercado de un producto.

Cuando nos disponemos a buscar una franquicia, siempre pretendemos tirar hacia la que nos de una mayor rentabilidad, sin embargo, la realidad es que esta no es una buena idea, porque su precio, su inversión inicial y, por tanto, el dinero que debemos de adelantar, muchas veces, ni siquiera lo tenemos, por lo que es un riesgo que, casi nunca debemos de asumir, dado que de lo contrario perderíamos todo lo que tenemos. Por ello, para los que nos gusta invertir sin arriesgar, El Molí pan y café es una de las mejores opciones que tenemos actualmente disponibles y es que esta pastelería y cafetería nos ofrece un sinfín de posibilidades, las cuales, si encontramos un lugar vistoso donde situarla, preferentemente en calles céntricas y peatonales, prácticamente nos garantizará una inversión de éxito. Otro ejemplo de éxito en el mundo de las franquicias lo encontramos en Donpiso, una empresa que ha cumplido con su plan de expansión para 2018 y ya ha alcanzando 120 oficinas en España.

Pero lo cierto, es que antes de optar por una u otra franquicia, debemos de estudiar muy bien cual es nuestra situación y cuales son los condicionantes de cada empresa. Además, si queréis hacerlo bien, antes de continuar con el proceso de adquisición de la licencia, debéis de tener en cuenta lo siguiente:

  • No debemos de comprometernos con una franquicia sólo para tener trabajo.
  • Autoevaluación de lo que queremos y como estamos.
  • Buscar un sector que nos interese.
  • No nos debemos de comprometer con la franquicia con la página web más atractiva, ya que están hechas para cautivarnos.
  • Tendremos que conocer a los miembros de las franquicias que nos interesan
  • Debemos de obtener toda la información financiera necesaria.
  • Tendremos que solicitar información acerca de los productos y servicios que ofrece la franquicia, para saber a que nos exponemos.
  • Entender el contrato, por completo, antes de firmarlo es una de las exigencias mínimas que debemos de hacernos cumplir para luego no llevarnos sorpresas.
  • La ubicación de la franquicia es uno de los puntos críticos, por lo que debemos de estudiarla a la perfección.
  • Nunca debemos de afrontar este reto solos.

Las ventajas de optar por una franquicia

Una franquicia nos puede abrir las puertas a gozar de un mejor nivel económico y es que de hacer las cosas bien, la gran mayoría de ellas, gozan de garantía de éxito. Esto se debe a que son marcas mundialmente conocidas, las cuales, no solo invierten en campañas, sino que también gozan de contar con los mejores publicistas en sus plantillas y, a menudo, realizan obsequios a sus clientes para lograr un mayor feedback. Por ello, de optar por una franquicia y hacerlo bien, en muchos casos, nos garantizaremos un éxito empresarial.