Organizar reformas en casa es más fácil con estos consejos

Es bien sabido que las vacaciones de verano son una oportunidad soberbia para la realización de reformas, y muchas familias y empresas aprovechan estas fechas para arreglar desperfectos o realizar mejoras en las viviendas. Pero los meses invernales también son una buena época, y por varios motivos.

Pero realizar una reforma no es una tarea sencilla, y esto lo podemos comprobar viendo algunos capítulos de la ya clásica de televisión Manolo y Benito, en la que estos chapuzas recibían trabajos que acababan siendo verdaderas capillas Sixtinas de las chapuzas que tanto miedo nos dan.

La sociedad en la que vivimos nos ha hecho caer en la trampa de que todo tiene que hacerse ahora y ya. Y esto se refleja en que a la hora de pensar un posible cambio tendemos a lanzarnos de cabeza sin ver las posibles consecuencias que se puedan generar. Esto produce situaciones en las que las obras se demoran en exceso.

Para evitar este tipo de situaciones, y muchas otras como darnos cuenta de que hemos pagado demasiado por una reforma básica, hoy os traemos unos consejos muy valiosos que te permitirán descansar tranquilo por las noches, sabiendo que has tomado una decisión correcta a la hora de realizar una reforma.

Plantea todas las opciones antes de hacer cualquier movimiento

Pensar en los detalles con tiempo es una de las principales claves para que una reforma tenga éxito. Durante este proceso van a surgir muchas dudas que resolver, y es por ello que tomarse el tiempo para pensar los detalles, ventajas y por menores de cada opción es clave. De esto dependerá que la obra dure una o varias semanas.

Respecto a la fecha idónea para acometer la obra, conviene saber que en otoño e invierno se producen menos molestias a los vecinos, al estar más tiempo cerradas las ventanas, que amortiguan los ruidos y el polvo. Pero en verano, el día es más largo y, al poder tener las ventanas abiertas, los materiales se secan antes. El único inconveniente es que en los meses estivales casi todo el mundo está de vacaciones y estos trabajos suelen sufrir retrasos.

Planear con tiempo una reforma nos va a permitir valorar varios presupuestos. Y es que nunca hay que aceptar el presupuesto de una empresa que no haya visto la reforma que se quiere hacer sobre el terreno, y hay que huir de profesionales no acreditados. Además de pedir varios, en el definitivo, hay que tomarse su tiempo, pues debe ser una descripción lo más detallada posible de cada uno de los conceptos de la obra. Es un proceso lento y, a veces, incómodo de cara a los contratistas y empresas, pues en ocasiones hay que rehacerlo varias veces. Pero son las bases por las que se guiará la reforma, por lo que si están bien fijadas, se evitan muchos problemas.

Es por este motivo que contar con empresas profesionales que ayudan a tomar una decisión es una ventaja. Una empresa famosa por su experiencia y profesionalidad es Grupo Navitec, una empresa de reformas en Pamplona integrada por arquitectos, técnicos e ingenieros con más de 20 años de experiencia, que prestan sus servicios en rehabilitaciones, obras y proyectos y en el estudio de la eficiencia energética.

Una de las cosas que debe de quedar claro es el personal que se va a necesitar. Hay que saber con todo detalle qué profesionales estarán en nuestra obra, cuántos y de qué gremios. También hay que estar al tanto de sus horarios, si se trabajará el fin de semana, etc. Todo debe estar bien atado antes de comenzar la reforma. También hay que conocer qué días no trabajarán, cuándo y por qué se ausentarán, tanto para avisar a los vecinos, como para llevar un control de la obra.

Por último, ten en cuenta los posibles permisos que se deban de pedir, porque dependiendo de si vamos a hacer obras mayores o menores hay que pedir licencia. Tampoco hay que olvidar ponerlo en conocimiento de la comunidad de propietarios. Además, si la reforma afecta a zonas comunes o terrazas, puede que sea necesaria una aprobación unánime por parte de los vecinos.