A la hora de reformar nuestra casa, ¿qué toldo debemos de escoger?

Cuando llevamos ya unos cuantos años viviendo en nuestra casa, a todos nos entran las ganas de actualizarla y de darle un nuevo aire para que no nos resulte tan monótona. Los años van pasando, la pintura va perdiendo su color, los muebles se van quedando anticuados y obsoletos y es por ello por lo que debemos de llevar a cabo algún tipo de reforma para darle una nueva vida a nuestro hogar. Un cambio que nos permita disfrutar de la casa por otro largo periodo de años y, para ello, en la reforma debemos de tratar diferentes aspectos, uno de ellos y, casi el principal, la conectividad que necesitaremos para afrontar el futuro y es que la tendencia es la electrónica, no hay vuelta atrás, por lo que debemos de reorganizar toda la estructura eléctrica de la casa para no quedarnos obsoletos a medio plazo. No obstante, las reformas van mucho más allá de las grandes obras y, elementos como los toldos pueden llegar a causarnos grandes quebraderos de cabeza, en caso de que no sepamos cual es el más adecuado para nosotros, es por ello por lo que, a continuación, os hablaremos de ellos con detalle.

La instalación de toldos en las ventanas, balcones o terrazas de nuestras viviendas nos permite protegerlas de forma efectiva de diversos factores climatológicos como son el sol, el calor e incluso de la excesiva entrada de claridad por nuestras ventanas, durante algunas épocas concretas del año. Asimismo, la instalación de este tipo de elementos nos sirve para poder disfrutar de nuestras terrazas y jardines durante todo el año ya que, aunque llueva o haga sol, nosotros siempre estaremos protegidos.

Cuando nos decidimos finalmente por instalar uno de estos toldos, a menudo caemos en la intención de querer hacerlo nosotros mismos para poder ahorrar unos pocos euros. Esta es una equivocación muy habitual, pero la realidad es que, si lo hacemos, acabaremos por tener que llamar a un profesional, dado que, tras horas de intentos y esfuerzos, no lo lograremos. Rolltec será nuestra solución y es que ellos son, además de fabricantes, expertos en la instalación de este tipo de montajes, por lo que, gracias a ellos, en pocos minutos podremos disfrutar de nuestra compra. Una adquisición de la que nos debemos de dejar asesorar, ya que, tal y como os mostramos a continuación, existen diferentes tipos de toldos para instalar en las viviendas:

  • Toldos de capota: son los más comunes que se montan en ventanas de pequeño tamaño y que suelen ser de forma semicurva o cuadrada. Dentro de ellos, nos podemos encontrar con dos tipos:
    • Fijos: mantienen siempre la misma posición.
    • Móviles: nos ofrecen la posibilidad de recogerse, ya que se componen de varios aros.
  • Toldos de brazos articulados: son unos de los más comunes y es que se trata de un modelo enrollable que cuenta con brazos extensibles, los cuales pueden llegar a alcanzar una inclinación de hasta 90 grados, de tal forma que tienen una gran estabilidad y precisión. Además, debido a la forma de plegarse que tienen, ahorran un gran espacio en la fachada.
  • Toldos de balcón: se trata de toldos con brazos abatibles que se fijan a la barandilla o se dejan en caída. Ofrecen dos posiciones: proyectada o vertical.
    • La proyectada nos facilita en gran manera la visión del exterior, así como la entrada de aire, a la vez que evita que se sobrecaliente el balcón.
    • La vertical nos da una gran protección y resistencia contra la lluvia y el viento, por lo que ofrece un mayor cerramiento.

Pero pasemos a lo realmente importante, ¿qué modelo puedo usar en mi casa?

  • En balcón o ventana: en este caso podemos optar entre toldos de capota, articulados o de balcón.
  • En terraza: solo debemos de optar por toldos articulados.
  • En porche: de los que os hemos mencionado, la mejor opción son toldos articulados, no obstante, también podríamos hablar de toldos a medida o pérgolas.

Las ordenanzas municipales, claves a la hora de instalar toldos

Antes de llevar a cabo cualquier tipo de instalación de elementos que sobresalgan de la fachada de nuestra casa, debemos de consultar la ordenanza municipal en la que se recogen este tipo de actuaciones, ya que, de lo contrario, podríamos encontrarnos con diferentes problemas en el futuro. El ayuntamiento de Denia recoge este tipo de actuaciones en su ordenanza de mobiliario urbano y, en ella, queda claro cuales son las exigencias para llevar a cabo este tipo de actuaciones y cómo hacerlo legalmente siguiendo los criterios municipales.