La importancia de la industria del embalaje

Las costumbres de consumo han ido cambiando y el sector empresarial, como es lógico, ha debido proceder a adaptarse a este tipo de nuevas demandas. En el sector de los embalajes y envases también, aunque con frecuencia pase desapercibido.

El transporte en la industria del packing

La pandemia ha terminado por causar que aumente la demanda de embalajes como nos confirman desde los especialistas en asesoría de embalajes de bvpack.es y ha aumentado de forma importante la producción de cara a satisfacer las grandes demandas actuales. Las empresas del sector del embalaje, aunque han trabajado duramente en adaptarse, en ocasiones han tenido una serie de contratiempos a nivel logístico.

La demanda ahora es más complicada de predecir y fluctúa mucho más que antes, lo que complica las previsiones de organización del transporte de los envases hasta las empresas fabricantes de los productos y los distribuidores. Por todo ello, es necesario que haya un servicio de transporte que sea confiable y tenga una gran flexibilidad.

La flexibilidad es necesaria en empresas que como esta precisan de una serie de servicios de transporte en su carga parcial o completa que se puedan adaptar de forma sencilla a los picos de demanda existentes. Algunos días será necesario cambiar 8 palets y otros serán dos camiones completos. Por todo ello es importante que siempre haya vehículos disponibles en un mismo día y se tenga un servicio que tenga una serie de necesidad logísticas en concreto.

En cuanto a la confiabilidad, también es necesaria, puesto que los transportes tienen que ser puntuales, ya que los retrasos a la hora de entregar envases o embalajes pueden tener causas negativas en los distribuidores o en los fabricantes.

El que los envases, etiquetas y embalajes sean productos que se puedan paletizar fácilmente y que sean ligeros va a facilitar el transporte, pero deben ser productos que lleguen en óptimo estado, por lo que deberemos tener personal profesional cualificado que pueda transportar y manipular delicadamente los palets en su carga y descarga.

La sostenibilidad ha llegado

Antes de que llegara el coronavirus a nuestra vida, el embalaje y la industria en general del envasado estaba inmersa en transformación donde la ecología era y es cada vez más importante.

Entre los años 2019 y 2020 se consiguieron grandes avances, caso de la adopción de las medidas de reciclaje, así como cambios en una serie de tipos impositivos o prohibiciones para poder evitar el que se usen materiales no renovables. Se ha invertido mucho en materia de innovación y de creación en materiales nuevos y en los preceptivos formatos para el embalaje.

En la industrial que se dedica al transporte y también a la logística estaban ya en un momento de cambio donde elementos como la eficiencia y el hecho de caminar a la sostenibilidad son importantes, afectando incluso a la clase de vehículos que se utilizan y dando una buena optimización en el transporte, todo buscando que se reduzcan las emociones de CO2 y una mejor optimización del proceso en materia logística.

El transporte del futuro

En nuestro país los clásicos métodos de transporte de toda la vida, no utilizan la tecnología para una mejor optimización del transporte.

A causa de ello, pueden aparecer algunos problemas de logística de transporte, caso de la visibilidad en la recepción de los materiales y cargas o lo complicado que es reservar servicios de transporte en tiempo real.

Si se mantiene el ritmo de crecimiento en la actualidad, la industria del packaging no puede tener los problemas que a veces se producen a la hora de transportar productos y mercanciás, por lo que necesita tener un aliado de gran flexibilidad y que le de la importancia que tiene a optimizar cargas y también rutas.

Ahora existe tecnología que ayuda a que el transporte sea más flexible, en especial el que se realiza por carretera de la siguiente manera:

Algoritmos de routing

Ellos lo que hacen es trabajar a la hora de que se diseñe una ruta de mayor eficiencia y se tengan en cuenta muchos criterios, desde la clase de vehículos a puntos de recogida y descarga o los propios horarios de los transportistas.

Trazabilidad en tiempo real para que se pueda conocer el estado o las características y situación de los vehículos La misma hace posible la anticipación de las incidencias que sucedan para solucionarlas.

Además también hay algoritmos en materia de asignación que lo que hacen es distribuir las cargas a los transportistas que se adecúan más a cada envío, donde entran en juego algunos criterios como la ubicación o la cualificación.

Estamos avanzando sobre un proceso logístico de mayor eficiencia y flexibilidad. Esto hace que se puedan afrontar retos nuevos, como ocurre con la inestabilidad de la demanda y las nuevas costumbres en el consumo.