La cocina, un espacio fundamental para la vivienda

La cocina es, sin lugar a dudas, una de las partes fundamentales y más importantes de una casa. Eso poca gente lo discute. Se trata del centro neurálgico del domicilio, el lugar al que acudimos nada más levantarnos para tomarnos la leche o el café, en el que comemos buena parte de los días y en el que pasamos mucho tiempo elaborando cualquier tipo de receta o almacenando los productos que hemos adquirido en el súper. La verdad es que nada sería igual en el interior de una vivienda si no hubiera una cocina.

Puede pensarse que esta estancia está, generalmente, trabajada de menos en lo relativo al diseño y a la comodidad. Pero no hay nada más lejos de la realidad. Hay que saber buscar y encontrar lo que uno busca. El mundo relativo a la cocina está cambiando mucho y lo está haciendo a una velocidad de vértigo. Los muebles de cocina que están hoy en día en el mercado nada tienen que ver con los que veían la luz hasta no hace demasiados años. Benditos avances, podemos decir.

La cocina es una parte fundamental de nuestra vivienda por varias razones. Una de ellas ya la hemos comentado, y no es otra que la realización de la comida diaria. Para ello debe estar perfectamente preparada, garantizar la comodidad y la seguridad de la persona que se va a meter en ella y ser lo más eficaz y útil posible. No obstante, esto no siempre se cumple. Según se informa en el portal web Restauración Colectiva, existe una serie de riesgos físicos, químicos y biológicos en el uso de la cocina. Y es que esta parte de la vivienda es sin dudas la que más bacterias tiene que soportar.

De hecho, un simple trapo de cocina nos vale para analizar cuáles son las bacterias más comunes en esta estancia del hogar. Un artículo publicado en la página web de la Cadena Ser hizo un análisis sobre todas las bacterias que se pueden encontrar en la cocina. La conclusión del artículo no era otra que, merced a este tipo de bacterias, se podría producir una intoxicación alimentaria, un problema de índole grave que nos pone en alerta y en guardia ante la suciedad que se puede acumular en este tipo de espacios.

La ergonomía es fundamental

Pero, más allá de la existencia de cocinas que de una manera u otra tengan una distribución que sea más respetuosa con la limpieza, lo verdaderamente importante es que todos los muebles de los que se compone la estancia garanticen una ergonomía para la persona que se preste a usarlos. La verdad es que no disponer de esta ergonomía acarrea problemas de muy diversa índole, como dolores en articulaciones y molestias, en general, en todo el cuerpo.

La importancia que tiene una estancia como la cocina en el interior de una vivienda está provocando un cambio de mentalidad en lo relativo a los muebles que la componen. De hecho, los profesionales de Alvimodul, una de las entidades que mayor experiencia acumulan con este tipo de estancias, han destacado que en los últimos años quien adquiere muebles nuevos para su cocina busca que sean, por encima de todo, fáciles de manejar, cómodos y que, en definitiva, les garanticen un trabajo rápido y fácil.

La verdad es que es impresionante cómo han evolucionado las cosas en lo relacionado con las cocinas. Hablábamos al principio que se trata de una estancia en la que rara vez se valora el diseño. Pues bien, en los tiempos que corren cada vez son más las personas que buscan que su cocina, además de ser una amiga en lo relativo a la comodidad del usuario, disponga de un diseño que la haga llamativa a los ojos de los demás.

No sabemos cómo va a seguir evolucionando este asunto en el futuro. Lo que sí suponemos es que los cambios que se vengan produciendo van a ser en pos de garantizar esa seguridad y esa comodidad de las que hemos venido hablando a lo largo de todo este escrito. Es el momento de que en la cocina también se comience a trabajar con seguridad. De conseguir este servicio ya pueden presumir miles y miles de personas a lo largo y ancho de nuestra geografía.