Cómo adquirir tu disfraz sin salir de tu casa

Hace apenas unos días pudimos celebrar la festividad de Halloween, una de esas modas estadounidenses que ha calado hondo en la sociedad española. Las calles se llenaron de gente disfrazada de cadáveres, calaveras, brujas, calabazas y demás elementos cuyo objetivo era el de aterrorizar, de una manera siempre responsable, a todo el mundo.

Este evento gana cada vez más adeptos no solo en España, sino en un gran puñado de países en los que la cultura estadounidense está latente y tiene cierta capacidad de influencia. La cantidad de gente que aprovecha la ocasión para disfrazarse y salir de esta manera a divertirse no hace sino crecer año a año. En otras palabras: empezamos a entender la celebración de Halloween como algo cada vez más nuestro.

Este es uno de los motivos por los cuales en mi pandilla de amigos lo vivimos con más ímpetu y ganas. Ya llevamos varios años disfrutando por las calles y bares de Madrid de un día de estas características y desde algunas semanas antes empezamos a pensar en nuestro atuendo para la ocasión. Nunca es fácil decidirse por uno y todavía es menos fácil encontrar una tienda en la que podamos confiar para encontrar algo que nos atraiga especialmente.

Sin embargo, para mis amigos y para mí es bastante fácil encontrarlo. Y lo hacemos de una manera en la que además de conseguir ahorrarnos dinero, nos ahorramos mucho tiempo ya que lo único que tenemos que hacer es consultar un catálogo, elegir uno de los disfraces que aparecen en él, pagar de manera electrónica y recibir nuestro disfraz pasados apenas un par de días. Eso es todo lo que hacemos gracias a www.lacasadelosdisfraces.es.

La comodidad que se nos permite de esta manera es asombrosa. Sin movernos de casa podemos disponer de un disfraz de nuestra talla al mejor precio y hecho con un material resistente para evitar el frío típico de las noches otoñales de los meses de octubre o noviembre. Mis amigos y yo llevamos años utilizando este portal web para elegir nuestro disfraz de cara a la noche de Todos los Santos y estamos encantados con el servicio que recibimos. De hecho, este es el mismo portal en el que confiamos para cuando se acerca el Carnaval y empezamos a pensar en otro disfraz (este no tan terrorífico, claro) para ese fin de semana.

Una manera diferente de conseguir lo que se busca

Adquirir nuestras compras vía online es algo que, como Halloween, es cada día más inherente a nuestra sociedad. La principal ventaja que ello supone ya está dicha algunos párrafos arriba: el tiempo. Aunque es cierto que a muchos de nosotros nos gusta comprar nuestras propias prendas in situ, la verdad es que es una auténtica gozada librarnos de acudir a las tiendas, situarnos en kilométricas colas y perder horas y horas que podemos aprovechar en hacer otras muchas cosas que al final terminen haciendo más llevadera nuestra jornada.

Eso es al menos lo que nos ocurre a nosotros. Creemos que no es útil gastar demasiado tiempo en comprar un disfraz que en el mejor de los casos nos lo vamos a poner un par de veces en nuestra vida. Teniendo en cuenta el buen servicio online que se nos ofrece desde La Casa de los Disfraces, que como digo es el sitio en el que confiamos para comprarnos dichas vestiduras, no necesitamos ni tan siquiera pensárnoslo.

A modo de conclusión, diré que todos debemos recordar el denominador común que implica el hecho de ir disfrazado, que no es otro que el de pasarlo en grande tanto con nuestros amigos como con nuestra familia. Que la tradición sea española o norteamericana debe importar más bien poco mientras tengamos la oportunidad de salir de casa y convertir lo que podría ser una noche más en unas horas completamente inolvidables.

shutterstock_479711434reducida