Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.
Buscar
Cerrar este cuadro de búsqueda.

Los Pirineos: una zona más y más visitada gracias a actividades como la tirolina

El tiempo de ocio es algo que todos y todas nos merecemos. Es la justa recompensa a largas horas de trabajo, madrugones diarios y preocupaciones laborales. También hay que encontrar la manera de dejar todo eso de lado y ser felices, porque, siendo claros, a muy poca gente le hace feliz tener que trabajar. Sin embargo, si tenemos algo que nos motive, algo que sepamos que nos va a hacer olvidar todos esos momentos, las cosas se ven de otra manera aunque nos encontremos en la oficina o la fábrica a primera hora de un lunes. Y esas cosas que nos motivan, en muchos casos, tienen bastante que ver con el ocio.

Maneras de disfrutar del ocio hay muchas y, como es evidente, os recomendamos que no solo os centréis en una. Se puede hacer deporte, ir al cine, hacer algo tan español como ir al bar una mañana de sábado o domingo… y también viajar, que es de lo que os queremos hablar en los párrafos que siguen. Conocer nuevos lugares y disfrutar de nuevas experiencias es algo que el ser humano necesita, dada su naturaleza. Y esto es algo que debemos hacer de vez en cuando. Viajar es una de las cosas que más felices nos hacen según todos los expertos en psicología, así que siempre tenemos que estar pendientes de organizar alguna escapada que otra.

También hay variedad de actuación en lo que tiene que ver con viajar. Hay gente que cree que solo ‘mola’ hacer esto si es para ir a una playa del Caribe o a Nueva York. Nada más lejos de la realidad. Existen muchas ciudades, regiones o pueblos que pueden ofrecernos ese descanso, esa aventura o ese ocio que estamos buscando. Y, en muchas ocasiones, están más cerca de lo que creemos. Esto ocurre debido a que, por mucho que viajemos, siempre habrá zonas que no conozcamos. Incluso dentro de nuestro propio país. España es un país mediano en extensión y estamos muy lejos de llegar a conocer todas y cada una de las zonas que lo componen. Ojalá tuviéramos tiempo en la vida para conocerlas todas.

En los últimos años, el afán por hacer turismo en España se ha disparado. Nosotros hemos sido un país que, en las últimas décadas, se ha caracterizado por atraer a millones de turistas procedentes de todo el mundo. Pero las personas que vivimos aquí también queremos viajar… y lo hacemos cada vez más. ¿El motivo? Porque sabemos que es más fácil que nunca hacerlo y porque somos más conscientes de que eso es justo lo que necesitamos para aparcar los problemas y encontrar ese disfrute que tanto nos hemos ganado y que, en resumidas cuentas y como decíamos al principio, merecemos.

Hay una zona de nuestro país que, aunque siempre ha llamado la atención de los turistas nacionales e internacionales, está viendo todavía más potenciada su imagen en los últimos años. Hablamos de los Pirineos, una zona que se suele relacionar con las pistas de esquí pero que tiene muchísimas cosas más que ofrecer. Desde luego, podríamos decir que aquella persona que quiera disfrutar de algunas de las mejores vistas que existen en nuestro país, tiene que pasar por los Pirineos. La cantidad de pueblos que existen en la zona, la historia de los mismos, su gastronomía y la variedad de actividades que se pueden realizar en la zona son increíbles.

No es de extrañar, teniendo en cuenta todo lo que os estamos comentando, que esta sea una de las regiones que mejores datos en materia turística esté registrando. Y tampoco resulta raro señalar que es de las zonas que está registrando un crecimiento de lo más interesante en los últimos tiempos. Desde luego, cuando se ofrece a la gente un destino que tiene una conexión grande con la naturaleza y que ofrece la posibilidad de desconectar y hacer algo diferente, los datos siempre suelen ser buenos. Los Pirineos es una de las zonas en las que se ha procurado que todo eso sea posible. Y, claro, ahí están los datos para avalar el buen trabajo que se ha venido realizando.

Vamos a ofreceros algunos datos en concreto para demostrar que no nos estamos inventando nada. Según el portal web del diario Heraldo, el Pirineo aragonés batió su récord de turistas en el año 2022 gracias al tirón que tienen los apartamentos o los cámpines de la zona. El número total de turistas que pasó por esta zona en ese año superó el millón hasta situarse sobre los 1.245.000 visitantes. Es una auténtica barbaridad y también es una de las mejores pruebas para demostrar que algo habrá que este lugar para que tanta gente haya estado de acuerdo en rendirle visita. Y seguro que esas personas, a la hora de marcharse de allí, tenían más ganas de quedarse que de volver a casa.

No nos queremos quedar solo ahí y por eso hemos rescatado un artículo que fue publicado por la página web de El Mundo en su sección de Viajes. En concreto, veréis que se comenta que Los Pirineos fueron considerados el mejor destino turístico de montaña del año 2022. Y es que montañas hay muchas, sí, pero no que permitan hacer la cantidad de cosas que los Pirineos, o que permitan disfrutar de una gastronomía tan rica como la de la zona, o que presenten unas vistas tan espectaculares como las que nos trae la cordillera que separa a España, Francia y Andorra. Los Pirineos son especiales y como tal los tenemos que valorar.

De acuerdo con varios profesionales del sector turístico, una de las razones por las cuales sigue incrementándose la cantidad de turistas que reciben Los Pirineos tiene que ver ya no solo con las vistas de la zona o esa magia que encierran los pueblos de un lugar como este, sino con las actividades que pueden realizarse sobre este terreno. Hemos querido conocer más datos sobre esto y nos ha complacido conocer, gracias a Tirolina Pirineos, una entidad que se enmarca dentro de ese fascinante mercado turístico pirenaico desde hace años, que volar como un pájaro en tirolina es una de esas experiencias a las que hay que agradecer que año a año continúe creciendo la cantidad de visitas que reciben los Pirineos.

Idóneo para viajes con cualquier tipo de planteamiento 

Una de las cosas que hace tan especiales a Los Pirineos es que se pueden visitar con independencia de con quién vayamos y de cuál sea nuestro objetivo. Por poner varios ejemplos, estamos hablando de una zona que podría servir desde para un viaje en familia con los niños hasta para una despedida de soltera o soltero. Y es que no cabe la menor duda de que las experiencias como la que mencionábamos antes de la tirolina son un filón para cualquier tipo de público. Si a eso le añadimos que vamos a tener la oportunidad de conseguir visitar unos lugares que cuentan con una belleza extraordinaria, nos parece lógico que siga aumentando la cantidad de personas que pasa por allí año tras año.

Hay que hacer un viaje a Los Pirineos al menos una vez en la vida. Muchas de las personas que visitan España desde algún otro país lo hacen y la verdad es que vuelven a sus lugares de origen encantadas con lo que han visto. Por eso, debemos presumir (y presumimos) de lo que tenemos en España y de la enorme relevancia que eso juega para una economía como la nuestra, que ha visto en el turismo una manera de crecer de manera constante y sostenida en el tiempo. Seguro que España va a seguir creciendo en materia turística durante los próximos años y que una zona como de la que estamos hablando va a jugar un importante papel dentro de ello.

Lo importante, como comentábamos más arriba, es que gracias a los viajes que vayamos haciendo podamos encontrar la manera de disfrutar al máximo de la gente que tenemos alrededor, de nuestros amigos, familiares y demás personas que viajan con nosotros y nosotras. También es justo que os digamos que tenemos que disfrutar también de nosotros mismos, que muchas veces se nos olvida hacerlo y es muy necesario. En la mayoría de las ocasiones, un viaje es la manera idónea de conectar con nosotros mismos. Por eso, este tipo de experiencias juega un papel tan importante a la hora de reencontrarnos con nosotros mismos.

España cuenta con grandes paisajes de los que debemos disfrutar al máximo. Tenemos una posibilidad increíble de crecimiento todavía dentro del campo turístico y creemos que gracias a zonas como Los Pirineos se va a seguir desarrollando una pujanza económica cada vez más poderosa en este ámbito por parte de nuestro país. Tiempo al tiempo. No todas las naciones pueden presumir de lo que podemos presumir nosotros, así que vamos a disfrutar de ello y a vivir experiencias de las que no nos vayamos a olvidar nunca y que, siempre que las recordemos, nos provoquen la más grande de las sonrisas.

most read

Denia, el alma de la Costa Blanca

A lo largo de la Historia de la Península Ibérica, una zona cobró especial relevancia en cuanto al asentamiento de muy diversas civilizaciones.

Comparto

Facebook
Pinterest
LinkedIn

Top Trending

Articulos relacionados

Scroll al inicio