Pintar es cosa de pintores

El verano puede hacer que las ganas de hacer algo se reduzcan y te veas forzado a pasar el rato en el sofá, agradeciendo a los proveedores de series bajo demanda como HBO o Netflix. Y es que el calor extremo que llega a hacer dan muy pocas ganas de salir a la calle hacer algo.

Esto incita a usar el amado internet, con el que podemos viajar por el mundo sin movernos del sillón. Y una de las cosas favoritas es redecorar la casa para hacerla más acogedora, o simplemente porque nos aburrimos y tenemos todo el tiempo del mundo hasta que el calor permita salir a la calle.

Hoy en día puedes redecorar directamente tu casa cogiendo ideas a través de las diferentes páginas de tendencias que existen. Lo más interesante de todo es que puedes llegar a planificar estas reformas y a hacerlas realidad, ya que puedes contactar directamente con las empresas de reformas.

Esto es un gran avance que favorece mucho a la rapidez en la toma de decisiones, porque el mayor problema para muchas personas es que no conocen a especialistas a la hora de realizar trabajos de pintura, reformas o decoración. Internet nos ayuda gracias a la gran cantidad de comentarios que podemos encontrar de las empresas.

Y hablando de pinturas, una de las mejores maneras de redecorar nuestra casa o de darle un aire nuevo es pintando las habitaciones con colores más vivos. En el artículo de hoy vamos a ofrecerte unos valiosos consejos para que puedas encontrar a los mejores profesionales que harán que tu casa parezca un lugar diferente.

Elige al mejor pintor con estos consejos

Pregunta, en primer lugar, por la experiencia, consejo y trabajos realizados. Asegúrate de que tratas con un pintor con experiencia y años de oficio. Un verdadero profesional podrá aconsejarte sobre qué tipo de pinturas te convienen para cada superficie, qué colores y acabados usar, conocerá las últimas tendencias en decoración y podrá enseñarte fotografías de trabajos realizados para darte ideas y valorar su trabajo.

Asegúrate de que se usan pinturas de calidad. Pregúntale qué pintura usará en la obra. Ten en cuenta que no todas las pinturas son iguales. Si lo que quieres es una pintura con buena lavabilidad, buena cubrición, antimoho, o con características especiales (aislante, antimanchas, etc.) exige una pintura de calidad que se ajuste a tus necesidades. Se notará en el resultado final y en los años de duración.

Para comprobar que usan pinturas de calidad puedes preguntar por cuál es el proveedor que le proporciona las pinturas. Si es La Casa del Pintor puedes estar tranquilo, ya que son fabricantes de pinturas en Guadiel, y se puede confiar en ellos gracias a sus principios en la calidad e I+D+i para cubrir cualquier necesidad.

Los presupuestos tenlos por escrito. Pide un presupuesto escrito antes de contratar el trabajo, pues más vale dejar las cosas claras de antemano y evitar problemas. En el presupuesto tendrás que tener varios datos, entre los que se encuentran los datos de la empresa, las horas de trabajo estimadas o el precio de la mano de obra, las pinturas que se van a utilizar y su precio, y el precio final estimado con IVA. Debes de tener en cuenta que si el proyecto tiene varias fases se debe de explicar el precio de cada fase.

A esto se le añade el compromiso con los plazos acordados. Asegúrate de concretar los plazos para la realización de la obra, ya que todos conocemos el caso de alguna obra que se eterniza con los inconvenientes que eso conlleva. Necesitas un profesional que se comprometa con la finalización de la obra en plazo. Algunas empresas añaden un extra de presión para ellos mismo mediante cláusulas de penalización en el caso de que los trabajos excedan de los plazos marcados.

Los pintores profesionales cuidan de la protección de la casa y limpieza final.  Si vas a pintar la casa en la que vives, es especialmente importante la protección de muebles, suelos y carpintería para que no se estropee nada en la obra. Asegúrate de que el pintor protege tu casa antes de comenzar la obra y que limpia todo al acabar.