Cómo reducir el tiempo dedicado a los litigios contra seguros

No es nada fácil, cuando se es emprendedor o emprendedora, atender a todas y cada una de las cuestiones que son necesarias para que nuestro negocio salga adelante. Hay que centrarnos en la idea de negocio que tenemos para tratar de explotar todas las posibilidades que encierra y todas las opciones de conseguir la máxima de las rentabilidades. Pero, eso sí, siempre debemos tener en cuenta que hay una parte de nuestro trabajo que ha de estar dedicado a asuntos relacionados con la burocracia o con incidencias ajenas a nosotros o nosotras.

Uno de los ejemplos que mejor os podemos poner al respecto de este asunto es el que tiene que ver con los seguros. En muchas ocasiones, las compañías de seguros evaden muchas de sus obligaciones y eso, a todos sus clientes (entre ellos, una gran cantidad de empresas) ocasiona perjuicios bastante considerables. Los emprendedores tienen que ligar contra estos problemas de la mano de sus abogados y eso, en efecto, ocasiona una cantidad de molestias bastante grande, sobre todo en lo que tiene que ver con la cantidad de tiempo que se dedica a asuntos de este estilo.

Ahorrar tiempo en incidencias y asuntos relativos a la burocracia es uno de los objetivos primordiales de todos los emprendedores habidos y por haber. Desde luego, en muchas ocasiones, las compañías de seguros hacen que los emprendedores tengan que invertir demasiado tiempo en ellas cuando se produce una incidencia. Los profesionales del bufete Albanés nos han indicado que este tipo de problemas viene siendo bastante común en España en los últimos tiempos y que acuden a su bufete con el objetivo de encontrar una defensa que les permita obtener dos objetivos: primero, que los seguros hagan efectiva esa ayuda que prometen. Y segundo, que la inversión de tiempo en ese proceso por parte de los emprendedores no sea tan elevada.

Desde luego, no cabe la menor duda de que ese ahorro de tiempo es necesario para un emprendedor, especialmente si dirige una pequeña o mediana empresa y no tiene recursos humanos suficientes para hacer frente a todo ese trabajo que se va acumulando si dedica su tiempo a litigios contra los seguros. Ese es el motivo por el que son cada vez más los pequeños emprendedores que, cuando se enfrentan a situaciones así, dejan el asunto directamente en manos de sus abogados. No es para menos teniendo en cuenta todo lo que os venimos comentando a lo largo de estos párrafos.

Unos problemas que también sufren los particulares

Los problemas con las compañías de seguros constituyen también una preocupación para muchos particulares. De hecho, estamos seguros de que muchas de las personas que habéis estado leyendo este artículo conocéis a alguien que ha pasado por este proceso. O incluso podéis estar dentro de él vosotros o vosotras mismas. El caso es que no es un asunto que extrañe a nadie el tener este tipo de incidencias y eso, desde luego, no debería ser así.

Por poner un ejemplo, hablaremos de la noticia que os enlazamos a continuación y que es propiedad del diario La Vanguardia. En ella, se indica que uno de cada cuatro consumidores tiene problemas en lo que respecta a sus pólizas de Salud. Se trata de un dato interesante y que, desde luego, muestra que los problemas en lo que respecta a los litigios con compañías de seguros pueden llegar hasta a cualquiera de nuestras vidas. Ni que decir tiene que eso también ocurre, como os estábamos comentando en párrafos anteriores, en el caso que atañe a los emprendedores y emprendedoras.

Otra noticia, en este caso publicada en el portal web del diario Expansión, intentaba averiguar si son muchas las personas que se encuentran sin seguro en el interior de nuestras fronteras. Según esta información, son cada vez más las personas que intentar estar aseguradas ante cualquier tipo de peligro, siendo los seguros de motor, los de salud o los de hogar los que más se registran. Esto quiere decir que, por supuesto, va a aumentar el número de litigios a los que están sometidos los españoles y las españolas contra estas compañías. Los emprendedores, desde luego, pueden dar buena fe de que, en lo que a ellos respecta, ha sido así.

No cabe la menor duda de que nadie quiere perder tiempo en procesos legales contra nadie. Y menos si afecta a una cuestión tan importante para la gente como lo son sus seguros. Pero es cierto que, en ocasiones, es evidente que no nos queda otra teniendo en cuenta cómo tratan esas compañías a sus clientes. Las pequeñas y medianas empresas españolas, en efecto, han sufrido mucho en lo que tiene que ver con este tema y ya es hora de que deje de ser así.