El tiempo, un factor determinante a la hora de obtener un vehículo de empresa

Existen sectores que, más allá de ser considerados como más o menos útiles para la sociedad, tienen un valor importante en lo que a ahorro de tiempo y dinero se refiere. Servicios que quizá no son tan valorados en términos generales pero que juegan un papel muy importante en lo relativo a la comodidad y la rapidez, y que nos permiten disponer de todos esos elementos y objetos que adquirimos a distancia. Hablamos, como no podía ser de otra manera, de los sectores de la logística y el transporte de mercancías.

Hoy en día, empresas como Amazon se han ganado el derecho a ser protagonistas en el mercado debido a la cantidad de adquisiciones que permite su página web. De hecho, la empresa dirigida por Jeff Bezos alcanzó la increíble cifra de 100 millones de usuarios prime hace apenas unos pocos meses, lo que habla a las claras de la gran confianza que depositan en ella los ciudadanos. Pero, ¿qué sería de Amazon de no ser por la planificación en materia de logística y transporte a la que tanto énfasis le ha puesto el propio Bezos? La idea está clara: el gigante del ecommerce no sería el gigante del ecommerce.

Como sigue siendo imposible (y lo seguirá siendo) que la compra por Internet funcione sin que haya camiones en las calles y en las carreteras, sigue siendo necesario que las empresas desarrollen, como Amazon, estrategias para el correcto envío de los productos. Ahora, además, ha adquirido un valor enorme el tiempo en el que se realiza dicha acción. Valga como ejemplo que empresas como la propia Amazon y El Corte Inglés andan pensando, cada una por su lado, en realizar sus entregas en no más de media hora.

Hay un sector en el que empresas como Amazon o como El Corte Inglés no tienen nada que hacer: el de transporte de vehículos. Es evidente que nada tienen que hacer porque los españoles cada vez confiamos más en la adquisición de turismos, vehículos comerciales y furgonetas fabricados en el extranjero y empresas como las descritas no cuentan ni con la especialización ni con los medios materiales ni humanos adecuados como para enfrentarse a una misión tan elemental.

El tiempo es oro para todos nosotros, pero es mucho más que eso para miles de empresarios que han confiado en países como Alemania o el Reino Unido para comprar sus nuevos vehículos comerciales. Disponer de ellos cuanto antes es de vital importancia, por lo que agilizar el proceso que implica el transporte de estos vehículos desde las factorías alemanas o británicas se ha convertido en una labor en la que muchos de ellos suelen valorar bastante. Los profesionales de Transportes Cars han sido testigos de la enorme dependencia que muchos pequeños emprendedores españoles han tenido de servicios así. Para ellos, un pequeño ahorro de tiempo puede convertirse en una gran ganancia.

Eléctricos e híbridos, una nueva necesidad

En lo que a tendencias se refiere, los vehículos eléctricos e híbridos le han ganado la partida a los tradicionales. El por qué es evidente. La dependencia de un bien tan caro como el gasóleo es escasa e incluso inexistente. La agencia de noticias Europa Press informó en un artículo publicado en su página web el de marzo que más de la mitad de los españoles estaría dispuesto a comprar un coche híbrido o eléctrico, algo para lo cual es bastante lógico confiar en las industrias como la alemana o la británica.

La cifra de negocio en el sector de la logística y el transporte, en aumento

Son datos revelados por la web especializada Cadena de Suministro durante el pasado mes de noviembre. En concreto, la cifra se había incrementado en un 1’2% con respecto al mes anterior. Y los datos se corroboran gracias a que, cada mes, son más y más las mercancías que se mueven de un lado como resultado de la mejora de la economía en general. Mercancías entre las que destacan, y cada día más, los nuevos coches que compramos los españoles fuera de nuestras fronteras.

Pero los datos están para mejorarlos, algo que poco a poco viene convirtiéndose en realidad en un sector como el de la logística o el transporte. Es evidente que estamos saliendo de la crisis que nos ha impedido adquirir todos esos productos que nos hubiera gustado. Es hora de cambiar las tornas.