Cómo comprar fuera de las grandes superficies y tiendas especializadas

Si hay algo que odio de ir de compras es eso de meterme en las grandes superficies. Normalmente las esquivo comprando en pequeñas tiendas de barrio que, además, creo que ofrecen una atención mucho más personalizada al cliente que este tipo de franquicias enormes tipo Primark o Kiabi y así, de paso, apoyo al pequeño y mediano comercio. El problema es que hay ciertas cosas específicas que no son tan fáciles de encontrar en las tiendas de barrio y tener que ir a morir a una tienda especializada puede suponerte un pellizco importante al bolsillo. En esos casos creo que lo más interesante es buscar online el producto que necesitas.

Veamos un claro ejemplo

Cuando hablamos de “ir de compras” solemos referirnos a comprar ropa y modelitos divinos que son tendencia en ese momento y, en esos casos, casi siempre encontramos las prendas que queremos en las grandes superficies, ahora bien, eso no significa que sean de muy buena calidad o que vayamos a ser la mejor vestida del lugar porque, probablemente, estaremos comprando ropa fabricada al por mayor (“de dos puestas” como digo yo) que además va a llevar la mitad de la población. Por eso creo que comprar en el pequeño comercio puede darnos muchas ventajas: siguen siendo tiendas económicas, las prendas no son todas del mismo diseñador, suelen seguir las tendencias de la moda actual y, encima, no te encontrarás con muchas personas que lleven la misma camiseta que tú, algo que sí suele ocurrir cuando compras en Zara, Mango, Primark o Pull & Bear por ejemplo.

Ahora bien, ¿qué ocurre cuando buscas algo muy específico como prendas deportivas? Normalmente tienes dos posibilidades, o te vas a una gran superficie tipo Dechatlon y te metes en medio de todo el bullicio de gente, o te vas a tiendas especializadas que te van a soplar una buena pasta por lo que vayas a comprar. Eso sí, probablemente serán prendas de marcas conocidas tipo Adidas, Nike o Asics. Pues bien, yo no opto por ninguna de esas opciones, mi consejo es que busquéis por Internet.

Por ejemplo, mi última adquisición de este tipo fue para que mi hijo jugase al futbol. Estuve bastante rato comparando precios y opiniones pero al final me hice con estas botas de futbol sala para niño en Marian´s Sport y luego me fui a Compradeporte.com para comprar equipaciones de futbol baratas (más de una, sí, porque si le compro sólo una equipación a mi hijo, con lo cochino y desastre que es, seguro que no le dura ni un mes, así que me sale más a cuenta comprarle un par para que tenga “quita y pon”). Al final lo que conseguí es ahorrarme algunos euros de más y el engorro de tener que ir a buscar físicamente todo, y podéis hacer lo mismo casi con cualquier tipo de prenda específica, porque hoy en día en Internet podéis encontrar de todo.

Por ejemplo, si queréis encontrar pijamas, algo muy concreto que tienen tiendas especializadas tipo “Woman´s Secret” y “Oysho” o grandes superficies y mercadillos. Poned pijamas baratos en el buscador de Google y obtendréis una gran lista de tiendas online. Primero os aparecen los grandes comercios tipo Amazon, Venca e incluso las webs de las tiendas anteriormente mencionadas, pero si ignoráis los primeros resultados y os vais a segunda o tercera página, empezaréis a ver tiendas online familiares y pequeños comercios que te ofrecen prácticamente los mismos modelos con precios económicos sin necesidad de tener que acabar en tiendas monomarca o grandes superficies.

Espero que os haya servido de algo mi consejo y, ya sabéis, si encontráis algo a muy buen precio pasadnos el enlace porque seguro que alguna usuaria del blog os agradecerá el aporte.