El banquete de boda

Planificar una boda es terriblemente complicado y estresante, te lo digo yo que estoy organizando la mía, y aunque ya tengo fecha, me costó un montón tomar una decisión. El caso es que no quería la típica boda en plano verano, con el calor que hace en Madrid y además fijo que no pillo a nadie en la ciudad, ya que las elevadas temperaturas que se registran aquí durante la época estival provocan la huida de todo aquel que pueda hacia un destino más fresco y, preferiblemente, con mar. Pero tampoco quiero casarme en otoño, para que se ponga a llover en plan November Rain, o en invierno, con el frío y la nieve. Parecía claro que la única opción viable era celebrar la boda durante la primavera, así que en mayo, por fin, me caso.

Y si digo por fin no es porque estuviera loca de ganas por casarme, ya que en un principio no quería, pero Pedro insistía mucho, últimamente no dejaba de hablar de las ventajas del matrimonio, sobre todo ahora que íbamos a tener nuestra primera hija. Así que dije que sí y espero no arrepentirme pronto…

Será una gran boda, con muchos invitados y contentarlos a todos no es nada fácil, así que lo hemos dejado todo en manos de la empresa De Lisi, catering y eventos, y hemos elegido la opción coctel-bufet, y de esta manera los invitados podrán elegir entre una enorme variedad de platos, y en el momento que lo deseen. También se ocuparán de la decoración y la amenización del evento y hasta tendremos un carrito de algodón de azúcar y otro de crepes, que es casi lo que más me gusta. En Catering Madrid De Lisi crean eventos únicos, de calidad con un precio muy competitivo y están a la vanguardia en servicios de catering e innovando de forma continua, tanto en presentaciones como en elaboraciones,  pero manteniendo en su carta las elaboraciones más demandadas y las elaboraciones más “clásicas”.

Puestos y carritos de dulces y salados, una opción muy divertida que gustará a todos

Si no quieres una boda cásica, seria y formal, vamos, una de esas bodas de todo la vida, con el típico menú de entremeses, tres platos y postre, acompañado con vino blanco, vino tinto, agua y refrescos y que son servidos a una velocidad que apenas permite degustar la comida, si pasas de la orquesta y de los recordatorios cutres, te voy a proponer algo diferente que resultará muy divertido.

Para empezar debes buscar una buena empresa organizadora de eventos que ofrezca alternativas de tu interés, es decir que prescinda de todos esos clasicismos de los que hablábamos antes y que disponga de opciones modernas y originales.

Si no quieres el menú clásico, hay empresas que cuentan con una gran variedad de menús y servicios de coctel, bufet temático, en bandeja o show cooking, que suelen contentar a todos, ya sea por su originalidad, su diversidad o por facilitar el acceso a la comida en cualquier momento. El bufet temático goza de mucha popularidad últimamente.

Los puestos y carritos están cada vez más presentes en las bodas más modernas, y los hay de todo tipo, de helados, de caramelos, de crepes, de gofres, de ensaladas, de algodón de azúcar, de pizzas… Gustan tanto a niños como a adultos. Si en tu boda hay uno, hablarán de ella, te lo aseguro.

El dj es una alternativa perfecta a la típica orquesta de siempre cantando black is black, el venao o paquito el chocolatero. Aunque una orquesta puede ser muy divertido, después de un rato cansa un poco, y el dj apetece más, sobre todo si los invitados son en su mayoría gente joven.

Los recordatorios más comunes en una boda, suelen consistir en detallitos más o menos monos, pero que no sirven más que para guardar en un cajón al llegar a casa, y no los volvemos a ver hasta que se nos ocurre hacer limpieza. Sin embargo, si regalas, por ejemplo, unas alpargatas para descansar los pies para ellas, o una bandolera para guardar el móvil u otros objetos, para él,  te lo agradecerán más.